lunes, 1 de marzo de 2010

Que venga Dios y lo vea

Nacho Aznar celebra el primer gol con Carlos Martínez / FOTO: CDL

"Que venga Dios y lo vea", decían los más viejos del lugar, sorprendidos porque nunca antes habían visto una cosa igual. El Leganés dejaba escapar otros dos puntos y rememoraba fantasmas del pasado más cercano. Nuevamente una falta al borde del área mandó a la lona al equipo de Luis Ángel Duque y enterró las opciones de jugar la fase de ascenso el próximo mes de junio. Lo de menos importancia son los cinco puntos, lo de más... las sensaciones que transmite el equipo, temerario e inseguro. Psicológicamente en la reserva.

Sin embargo, el problema de mayor esfervescencia está en el hábito adquirido, en el miedo a afrontar esos cinco últimos minutos con una exigua ventaja. (Recuerdo que un 6-0 ante el Alcorcón significó otro 6-0 en Mérida, por poner un ejemplo). Y es que así pasó. Ni príncipes azules, ni hadas madrinas, ni comieron perdices y ni se fueron felices. El empate a dos dejó claro que este Leganés quiso correr sin saber andar y que su afición pensó con el corazón y no con la cabeza (como debe ser, también es cierto).

Porque lo que ocurrió en los otros 89 minutos fue lo de siempre, la jugada preferida de Butarque, como ya ha sido bautizada. Centro de Carlos Martínez y sendos testarazos. El primero llevó la firma de Nacho Aznar, que cambió su suerte cara a gol (no sabéis cuanto me alegro); y el segundo de Quini, el eterno ariete de presencia incontestable en el área de castigo. Pero llegó el minuto 94 y un nuevo revés. El Lega, que alarga su agonía, no puede hacer otra cosa que mirar a su lado con desconfianza porque ya son cinco los domingos que no se gana en Butarque...

8 comentarios:

peke89 dijo...

Y otra vez lom mismo de siemre y con los mismos erroes. no aprendemos o ke? no se puede estar siempre de la misma manera pdieindo la hroa

Anónimo dijo...

Por fin nacho!!!!

Anónimo dijo...

Me alegro muchisimo por Nacho. Ojala y deseo que este haya sido el primero de muchos goles que haga el resto de temporada.
Lo que no entiendo es porque esas faltas tontas al borde del area en el minuto 94 (la de ayer no fue ni por asomo) y como coloca raul moreno la barrera para que siempre le hagan un gol. Los nuestros no tienen ni un poco de picardia ni para adelantarse y menos para molestar al jugador rival a la hora de sacar la falta. Son puntos que se llevan y es que cada vez nos tienen menos respeto. La primera conjura no pudo ser, pero aun quedan 2 mas para reengancharnos. Vecindario y Castilla. De no sumar los 6 puntos, hay que olvidarse de los playoff y pensar en una nueva meta: Quedar entre los 8 primeros.

Pedro.

Anónimo dijo...

yo creo q raul coloco mal la barrera aun asi no llegaba igual, pero coloca mal la barrera porq no se pone en el palo pa dirigirlos y en la primera parte lo hizo q a mi me pillaba en diagonal y la colocaba desde el centro pero bueno el vera, y el arbitro de pena, el lega mejor q contra el cerro reyes
javierin

Anónimo dijo...

No soy de comentar en blogs, pero lo voy a hacer.
Ultimamente los partidos del lega son un tostonazo. Ni siquiera jugamos a la contra, de vez en cuando un balon que llega a Carlos y que se consiga rematar...
Falta muchas ideas, se complican mucho y por tirar desde fuera del area no pasa nada.

Lo mejor de ayer es que el gafe de Nacho se acabo.

Jose Bermejo dijo...

No se me ocurre mucho mas que añadir, el post es un buen resumen de lo que ha ocurrido... la ultima jugada fue totalmente Ley de Murphy y es frustrante. Lo bueno es que, pese a todo, la distancia no ha aumentado y aun es alcanzable. Pero necesitamos un golpecito de buena suerte ya.
Y por supuesto que todos nos alegramos por Nacho. A ver si tiene suerte en estas ultimas jornadas porque le vamos a necesitar.
Un saludo.

trenalfuturo dijo...

Hola David, coincido contigo sobremanera en dos palabras clave: agonía y miedo. La primera la sentimos todos los pepineros partido tras partido ultimamente y el miedo lo sienten los jugadores cuando van por delante en el marcador.

Yo todavía tengo fe, y seguiré defendiendo que se puede hasta el final. Veremos qué ocurre este domingo.

Un abrazo.

Diaz dijo...

La agonía del año pasado en los últimos partidos, en los que parecía que nunca ibamos a asegurar el play off, este año se nos ha adelantado, y lo peor es que aún no hayamos tocado fondo. Siento ser tan pesimista, pero no veo otra cosa.