lunes, 1 de junio de 2015

Eraso pone la guinda



Si de algo me alegro del partido de ayer es de la respuesta que tuvo el Leganés a todos cuantos habíamos creído que habían perdido la capacidad de ilusionar. Les subestimamos por no lanzarse a los 'play-offs', hicieron un terrible partido en Huelva y dejaron empatarse por un pobre Sabadell. Parecía que la gaseosa burbujeante de toda la temporada se había terminado por disipar. Con el vaso lleno hace cinco jornadas, pero dejando un extraño sabor de boca que --afortunadamente-- corrigió el Leganés este pasado domingo en el MiniEstadi.

El filial del FC Barcelona se jugaba la salvación, aunque sólo un milagro les hubiera dejado en Segunda, y el Lega --sin más motivación que la de maquillar las estadísticas-- le metió cinco (2-5). Así como suena. Cinco goles, cuya firma dejó en tres de ellos un inspirado Javier Eraso, el tipo más bonachón de toda la plantilla. Aquel que viajó a Leganés desde Bilbao hace dos veranos sin saber cuánto dinero iba a cobrar. El venía a jugar al fútbol. Le dieron confianza y nunca la desaprovechó. El próximo jugador del Athletic Club elegió una buena manera de cerrar la temporada.

Rubén Peña y Álvaro García, con un ajustado disparo con la zurda, completaron la manita del Lega en la Ciudad Condal y el descenso del Barça B. Un equipo que, por mucho que perdiese, demostró su calidad en los metros finales. Munir marcó uno, pero tuvo hasta dos ocasiones clarísimas con el partido igualado. La victoria viajó a Leganés, que afrontará la última jornada siendo juez y parte del 'play-off'. Una victoria contra el Zaragoza daría opciones a la Ponfe de luchar por subir a Primera. No falten a la cita del domingo. Habrá que despedir como se merece a este EQUIPAZO.