lunes, 9 de noviembre de 2009

Echando de menos a los delanteros

Foto: C.D. Leganés

Decía Duque al final del partido que el Lega está echando de menos a sus delanteros, que entre Aníbal y Nacho suman un gol y que Garrido, un lateral izquierdo, tiene cuatro. Mejor análisis imposible, obtenido por el propio entrenador después de un empate a cero ante un rival inferior, de poca monta, que debió irse de Butarque con tres o cuatro goles y la cara roja del frío. El Villanovense, sin embargo, marchó de rositas con un premio que fue demérito de los de casa.

El Lega marca entonces una sinuosa trayectoria, que ya no se sabe si destaca por la desazón, por la mala suerte, o por un simple y llano sentimiento. Ese sentimiento que obliga a ponerme una bufanda, dieciocho abrigos y tres pares de calcetines para ir a Butarque. Allí la gente no aguanta más y se engancha a lo primero que encuentra. Unas veces es el árbitro, otras el entrenador y otras que los jugadores no corren. El caso es quejarse.

Pero esto también es síntoma de cómo está el equipo, que no sabe muy bien su destino. La plantilla, imagino, sigue tranquila pensando en el 'efecto Alcorcón', el mismo que significa ir de menos a más, como un diesel de bajo consumo que sale rentable para viajes largos. De momento, ayer el equipo aportó aire fresco con Durán, brillante en la colocación, o Roberto, valiente por las circunstancias. De jugar al fútbol, de eso mejor no hablamos...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo David, este Lega no juega al futbol...
¡Que vuelva gordo!

Anónimo dijo...

Gordo que se quede en Vallecas! Tenía desquiciado al vestuario.

trenalfuturo dijo...

David, sabes a quien echan de menos los delanteros, a Jonathan Alvaréz (Chupe).Sólo con Maravilla y las idividualidades de Juli somos muy previsibles. Aunque claro, esto no quita que la pólvora ande mojada...

El destino del "Lega" es volver a segunda, espero que a no mucho tardar...

Un abrazo y cuidate por las tierras asturianas.

David Aguilera dijo...

Buenas Víctor. Estamos nuevamente de acuerdo a la hora de echar en falta a Chupe, y en consecuencia, a los delanteros, que apenas rascan bola.

Está claro que su ausencia nos da menos opciones y sólo con Maravilla no nos vale. Aunque llegar a ganar en Oviedo será difícil, confío bastante en obtener algo positivo.

No hay peor cosa que un equipo herido que estuvo cerca de ganar en Alcalá y se volvió de vacío. En fin...

Allí estaremos pasando frío, pero deseando de ver al Lega en ese pedazo de campo.

Abrazos,